lunes, 21 de abril de 2008

Un menú con sabor a papelón


Por los lados de La Candelaria rodeados de los maravillosos sabores de España y el particular fenómeno de la inmigración gallega que se reúne en sus calles hay dos restaurantes que apuestan por la gastronomía venezolana y lo hacen por todo lo alto: La guayaba verde y La Cocina de Francy.
En esta ocasión voy a hablarles de La Cocina de Francy porque el sábado estuve ahí para probar (o volver a probar y comprobar porqué me gusta tanto) el pelao´guayanés.


Me encanta ese asopado semi dulzón y picante a la vez, que sirven muy generosamente en este lugar y que además completé con unos buñuelos extraordinarios.
El pelao´guayanés llegó a Venezuela proveniente de Trinidad, según dice el libro Cocinar a la Venezolana y además sostienen que el verdadero orígen está en la cocina hindú. Eso explicaría bastante el mestizaje que se reúne en este plato.

Mi hermana por su parte pidió una crema de apio y finas hierbas deliciosa. (Resulta muy difícil escoger entre la crema de caraota con queso de cabra, la crema de auyama con esencia de mandarina, el sancocho y bueno... el asopado guayanés del que ya les hablé).

Cada vez que visito esa esquina pedimos el trio de arepitas para picar con nata criolla: la tradicional de maíz, la andina de trigo o la menos conocida de plátano.
Pero el sábado no había plátano así que pedimos buñuelos: rellenos de queso y con sirope de papelón. Sólo miren la foto...


En fin, en la carta hay sabores venezolanos de cada rincón y para todos los gustos. ¿Quiere escapar del bullicio y el olor a cervecita mezclada con jamón curado de las tascas de La Candelaria?
Este es el lugar.


Cocina de Francy
Esquina de Tracabordo
La Candelaria.
Subiendo hacia el norte, por la estación del metro de Parque Carabobo, en la esquina donde se encuentra el Banco Caroní.
Para comunicarse con el restaurante:
Teléfono:(212) 576.9849/6819

2 comentarios:

Consuelo dijo...

Doy fe de lo rico que se come en el Guayaba Verde... y las maravillas que se encuentran en la tienda de al lado, pero siempre me ha quedado pendiente el de Francy.

Empiezo a creer que el sabor, el color, la textura y lo versatil del papelon tiene un origen del más alla, nose una cosa del cielo je je ;)

Asi que con esta reseña que hace, creo que no me vuelvo a pelar esa esquina que desde afuera se ve tan calida...así del color del papelon.

Alejandro dijo...

Zinnia:

Comienzo diciéndote que me encanta tu blog. Conozco algunos de los lugares que has reseñado aquí, entre ellos El cubanito, donde iba con frecuencia cuando mis chamos estaban pequeños, a comprar perros calientes y sus estupendos batidos de fresa, Delicatesses Roma en la av. Victoria, donde voy a menudo a buscar sus deliciosas sfogliatelle para el desayuno de los domingos. Por tu post me enteré de que la Panadería Caiazza, que está casi al lado, había cambiado su nombre a La Sfogliatella. Hace algunos años era una excelente pastelería y tenían unos muy buenos biscotti de almendras y unos pays de limón diminutos buenísimos. Ha ido decayendo, y esta mañana pasé por allí a ver si con el nuevo nombre había algo interesante, pero no vi ningún cambio. No conozco todavía La Factoría del Enano, aunque queda cerquita de mi casa. Tendré que visitarla uno de estos días.

La Cocina de Francy me parece un estupendo restaurant de cocina venezolana. Lo conocí a finales del año pasado, y volvimos en familia (casi veinte personas) empezando enero, a celebrar los ochenta y tantos años de mi mamá. Nadie quedó defraudado. Algo muy rico que tiene es el aroma a canela y clavo que se respira desde la entrada. Es un detalle que le confiere un ambiente muy especial.

Otras reseñas que pueden interesarte...

Related Posts with Thumbnails